divendres, 2 de setembre de 2011

Article Setembre: Liderazgo Prosocial II

ACTITUD HUMANA:

Nuestros roles diarios como son el de madre, profesor, directiva…hacen que demostremos continuamente nuestro lado más prosocial que queda enmascarado como algo normal en nuestras funciones.

Para ubicarnos aún más e ir concretando, podemos definir la conducta de ayuda como “una conducta positiva que se realiza para beneficiar a otro” y la conducta de cooperación como “un intercambio social que ocurre cuando dos o más personas coordinan sus acciones para obtener un beneficio común, es decir, un intercambio en el que los individuos se dan ayuda entre sí para contribuir a un fin común” (Caraigordobil, 1995).

No debemos confundirlo con una conducta altruista, esta para serlo, debe de cumplir tres condiciones:

a) que la conducta sea voluntaria,

b) que el receptor se beneficie de alguna forma

c) que el que emite el acto incurra en algún coste para beneficiar al otro.

Esta última condición es la que diferencia una conducta altruista de una prosocial. Una conducta voluntaria que suponga un beneficio para otro será prosocial, pero sólo será altruista si, además, implica algún coste para mi.

En F.O.C. asesoramos a nuestros clientes en Planes de Voluntariado y gestión de personas.


 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada